¿Porque la legaltech es el futuro del Derecho?

¿Porque la legaltech es el futuro del Derecho?

Alberto Fernandez Bonet

Licenciado en Derecho por la Universitat de les Illes Balears. Máster de Abogacía UIB/ICAIB


1.- Definición y origen

El concepto “LegalTech” al no tener una definición oficial, hace que los operadores del sector jurídico se planteen continuamente qué es y qué engloba.

Conviene subrayar, que a pesar de su auge en estos últimos tiempos, el origen de «LegalTech» tuvo lugar hace ya más de 40 años, cuando en 1979 el pionero proveedor de servicios de investigación legal asistidos por ordenador LexisNexis introdujo UBIQ, el primer terminal en el mundo que tenía un automarcador telefónico que conectaba con las bases de datos de leyes y jurisprudencia de algunas bibliotecas de Estados Unidos.

A partir de ahí, y hasta la fecha, el concepto «LegalTech» ha crecido tanto y se ha vuelto tan extenso que en función del caso y el contexto se hace más o menos amplia su definición.

Sea como sea, si debemos establecer un concepto podríamos entender «LegalTech» como el uso de tecnología para comercializar o prestar servicios legales.

2.- Tendencias tecnológicas

Para poder entender el impacto que la Legaltech va a tener en el futuro en el ejercicio de nuestra profesión es importante hablar del constante crecimiento de la tecnología para bufetes de abogados y profesionales del derecho.

En concreto en 2019 se alcanzó la cifra récord de inversión en tecnología de mil millones de dólares.

Dentro de las áreas de mayor crecimiento podemos destacar las siguientes:

–  Inteligencia artificial: Un sector muy amplio donde actualmente cada día hay nuevas y más asequibles herramientas y funcionalidades para mejorar y facilitar el trabajo de los abogados. (Analítica de datos, predictibilidad, automatización robótica de procesos, jueces robot etc.)

  • Ejercicio de la profesión a distancia: Ya antes de la pandemia comenzaban a imponerse en el sector algunas prácticas de trabajo en remoto o desde casa, software en la nube, herramientas de videoconferencias y en algunos casos juicios virtuales. Con la llegada del Covid, lo que parecía una tendencia limitada a casos puntuales que tardaría años en consolidarse ha demostrado ser una realidad, generando una dependencia tecnológica de nuevas herramientas que permiten una nueva forma de trabajo.
  • Automatización: La automatización de documentos y tareas rutinarias es una de las tendencias de tecnología legal más fáciles de aplicar con las herramientas disponibles actualmente y son muchos los despachos y profesionales que han comenzado a hacer uso de estas soluciones.
  • Blockchain: Las organizaciones han comenzado a comprender los beneficios específicos de las plataformas blockchain particulares y los casos de uso en los que se pueden implementar adecuadamente.

3.- Aplicaciones para el sector legal

El avance de la tecnología, la redefinición del espacio de trabajo y las necesidades de los clientes están modificando las formas en las que anteriormente se realizaban determinadas tareas. No igual de rápido en todos sitios, pero es un avance constante similar a cuando se introdujeron los ordenadores personales en los despachos, las impresoras y el fax.

Hay una nueva revolución tecnológica en nuestro sector.

En concreto podemos mencionar algunos ejemplos como los siguientes:

  • Tareas de Due Diligence (Diligencia Debida): Cada vez más operadores jurídicos realizan labores de due diligence con la ayuda de herramientas de inteligencia artificial para descubrir y tratar la información disponible, así como para agilizar tareas de revisión de contratos o investigación legal.
  • Legal Analytics: Las herramientas actuales nos permiten usar y tratar grandes bases de datos jurisprudenciales para establecer tasas de éxito, encontrar sentencias similares y determinar tendencias y patrones.
  • Automatización: Ahora más que nunca, los departamentos jurídicos internos y las empresas tienen mucho que ganar si simplifican y agilizan sus procesos a través de la tecnología. La automatización robótica de procesos (RPA) es una tecnología empresarial que automatiza tareas rutinarias basadas en reglas con “bots” de software. Las capacidades de RPA se desarrollan aún más cuando se combinan con aplicaciones avanzadas de inteligencia artificial (IA) que funcionan junto con los humanos para mejorar los conocimientos y la productividad.
  • Propiedad intelectual : las herramientas de inteligencia artificial pueden guíar a los abogados a la hora de analizar grandes carteras de propiedad intelectual y extraer conocimientos del contenido.

Sin embargo, la tecnología no está exenta de riesgos…

4.- Riesgos y cuestiones ético-legales

La tecnología, aunque  diseñada para coadyuvar a la toma de decisiones predictivas, basándose en el machine learning o aprendizaje automático, de forma eficaz y acertada ha asimilado muchas de las características humanas positivas, como el aprendizaje en base a la experiencia, pero también algunas de las negativas, como nuestros propios sesgos o prejuicios.

Según el último informe de la UNESCO denominado “Dirigir la IA y las tecnologías de la información y comunicación avanzadas para las sociedades del conocimiento”  (2019), se ha detectado el uso de algoritmos de naturaleza discriminatoria contra las mujeres y también cita casos del uso de algoritmos de riesgo crediticio, que califican con mayor o menor potencial de riesgo a las personas, en función de su zona geográfica.

Por ejemplo, un estudio denominado “Algoritmos de la opresión” de Universidad del Sur de California ha concluido que que los algoritmos de búsqueda de Google relacionan el término “black girls” o chicas negras con páginas de pornografía.

Del mismo modo, una investigación de Reuters afirma que la inteligencia artificial empleada en el software usado por Amazon entre el 2014 hasta el 2018, asignaba menos puntuación a las mujeres que aspiraban a puestos de desarrolladoras de aplicaciones u otros perfiles técnicos; dado que los algoritmos diseñados para tal fin incluían datos de los procesos de reclutamiento usados en años anteriores y basados en los criterios provenientes de hombres, quienes tienen mayor presencia en el sector tecnológico.

Igualmente, una investigación del medio periodístico independiente ProPublica reveló que el software  COMPAS de la compañía NORTHPOINTE, usado en los juzgados estadounidenses como un sistema de evaluación de criminalidad, que en base a puntuaciones, calificaba la tendencia a delinquir de los acusados, clasificando a las personas de raza negra como de alto riesgo y a las de raza blanca como de menor riesgo, aún cuando algunos de los acusados del segundo grupo tuvieran antecedentes.

Estos datos demuestran que existen riesgos del uso de la tecnología si su uso, los criterios y variables de los algoritmos no son correctamente elegidos, analizados y legislados. Y es ahí, donde la LegalTech alcanza su enorme importancia ya que su labor, no es solo conocer la tecnología disponible.

5.- Oportunidades y futuro

La implementación e integración de sistemas impulsados por máquinas, por Inteligencia Artificial, la toma de decisiones basadas en algoritmos o cuestiones como la automatización de tareas supone un nuevo campo de trabajo para el sector.

La Legaltech no se agota con conocer la tecnología disponible, sino que debe explicar el nuevo ecosistema. Debe aportar y colaborar en la creación de conceptos, definiciones, límites y riesgos.

El legaltech ha llegado para quedarse. A pesar de que el sector legal, como tantos otros sectores tradicionales, ha sido reacio a asumir los cambios tecnológicos que han ido calando en la sociedad y en las organizaciones desde hace varios años en este caso su necesidad es patente y el cambio ha se ha producido.

A partir de ahora, el derecho empezará a no entenderse sin el uso de la tecnología y necesitamos una rama del conocimiento propia que se encargue de conocerla y de explicarla.

La Legaltech es el futuro del Derecho y el futuro ya ha empezado.