Fuente de la imagen: El Comercio

Jorge Luis León Vásquez

Doctor en Derecho por la Universität Hamburg – Alemania. Profesor del Departamento de Derecho de la PUCP. Profesor en la Facultad de Derecho de la UNMSM.

 

1. ¿Cuál es su opinión respecto a los últimos acontecimientos que se han suscitado en la tarde de hoy? la declaratoria de disolución del hemiciclo por parte del presidente Martín Vizcarra y la posterior acción del Congreso de la República, anunciando moción de vacancia contra el Mandatario.

Dr. León: yo creo que este tipo de situaciones definitivamente no deben ser la regla. Es decir, no forma parte de la normalidad constitucional, pero lo cierto es que esa normalidad constitucional no tiene que ser una normalidad ficticia, sino tiene que ser normalidad real, y eso se expresa justamente, o tiene su correlato, cuando estamos ante una democracia formal y también en una democracia material.

Lo que ha venido pasando es simplemente, desde mi punto de vista, un abuso de la fuerza mayoritaria en el Congreso, con respecto a los distintos mecanismos de control que tienen sobre el Ejecutivo, que nadie cuestiona, pero sí creo que hay un abuso, ha habido y sigue habiendo, me parece, porque todavía no está definido el tema. El presidente anunció la disolución formalmente, pero, ahora, justo están en un procedimiento de vacancia en este momento. Entonces, esta tensión, que no es de ahora sino viene desde hace un par de años, y quizá un poco más con el ex presidente Kuczynski, también se expresa este conflicto y finalmente ha llegado a su punto de quiebre, el máximo. Y creo que el presidente ha tomado una decisión -desde mi punto de vista- dentro del marco de la Constitución, y las consecuencias son las que nos van a llevar ahora al replanteamiento de la situación constitucional y al mismo tiempo también repensar que es lo que está fallando en nuestro sistema democrático, o sea por qué hemos llegado a esta situación.

En principio, es fundamentalmente por una mayoría que ha tenido mucha resistencia a convalidar una lucha contra la corrupción dado que tienen muchos congresistas investigados con denuncias. Es una semana clave en la cual se van a saber los nombres de muchos congresistas que habían sido financiados por Odebrecht. Entonces creo que han sido instrumentalizados el Congreso y los propios mecanismos constitucionales para protegerse. Y lo que hemos visto el día de hoy ha sido un maltrato innecesario al premier, dado que la Constitución le permite participar.

El artículo 129º -si no me equivoco- señala que puede participar y su participación no está condicionada. El presidente, el premier y los ministros pueden y deben participar. Eso es lo que no ha entendido el Congreso y justo eso es lo que se ha producido el día de hoy.

2. ¿Cuál es su pronóstico respecto al panorama político y social de las próximas semanas? ¿Considera que vaya a haber una gran recesión, grandes conflictos o convulsión social?

Dr. León: Creo que en la medida que el conflicto ahora mismo ya está agudizado, y que el mecanismo constitucional que ha utilizado el presidente es una de las formas de pacificar y distender también a las tensiones. Entonces, cuando la constitución establece estos mecanismos extraordinarios, excepcionales, como la facultad de disolver el Congreso, lo que se espera es que estos puedan servir como un instrumento para liberar tensiones y luego de eso entrar en una etapa de reflexión. Obviamente, se convocará a elecciones con los debidos procedimientos constitucionales, y a partir de ahí hacer una etapa de reflexión, y eso no debería conducirnos a una escalada de tensión o de crisis, que ya mediante este mecanismo constitucional debería quedar zanjado y entrar a una nueva etapa.

3. Desde su opinión profesional como constitucionalista, ¿usted considera válido el proceso de la presentación de la cuestión de confianza?

León: Como he notado en algunas opiniones, hay una vieja tradición que creo que algunos todavía siguen pensando: el derecho tiene que estar separado de la moral. Una cosa es distinguir el derecho de moral y otra cosa es separarlas; la Constitución no es solamente constitución jurídica, sino también es una norma moral. En ese sentido, lo que ha habido -creo yo- aquí es simplemente una forma muy legalista de entender la cuestión de confianza y -claro- no se ha visto quizás esa otra dimensión material que se ha expresado justamente hoy día, cuando pese a lo que el primer ministro expresó hemos tenido la cuestión de confianza. El congreso ha llevado adelante una elección desde ya ilegítima o cuestionable desde cualquier punto de vista de transparencia y de publicidad, de lo ético, y de todo lo demás. Eso claramente constituye un rechazo material a la confianza planteada, desde ese punto de vista no habría un argumento para poder cuestionar desde términos constitucionales, por lo menos la facultad ejercida por el presidente de la República.


Entrevista realizada el 30 de setiembre de 2019 en la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú.

Dejar respuesta