Institucionalización y fortalecimiento de la vigilancia indígena

0
263
Fuente: DAR

Greta Román Clemente

Ingeniera Forestal Colegiada (UNALM), diplomada en Implementación y Auditoría de Sistemas Integrados de Gestión en Calidad, Medio Ambiente, Seguridad y Salud Ocupacional, Responsabilidad Social y Gestión de Riesgos,  por la UNALM. Actualmente laborando en el Programa Ecosistemas & Derechos de Derecho, Ambiente y Recursos Naturales (DAR).

Frente a las constantes amenazas, los pueblos indígenas se organizan autónomamente en torno a diferentes mecanismos de vigilancia de sus territorios que reciben diferentes nombres como: Monitores ambientales, promotores legales, agentes de protección, veedores forestales, entre otros. Estos vigilantes indígenas realizan acciones para el cuidado integral de las diferentes actividades que desarrollan, con el fin de preservar y proteger la vida y el territorio. Al respecto los días 5 y 6 de abril se realizó un intercambio de experiencias para fortalecer la vigilancia indígena.

En este intercambio participaron líderes indígenas de cuatro regiones del país, entre ellas, Ucayali, Loreto, Selva Central y Cusco, siendo estas la Organización Regional Aidesep Ucayali (ORAU), la Asociación Cocama de Desarrollo y Conservación San Pablo de Tipishca (ACODECOSPAT), la Central Asháninka del Río Ene (CARE) y el Consejo Machiguenga del Río Urubamba (COMARU), respectivamente, que conforman el proyecto Fortaleciendo la Vigilancia Indígena, que recibe el apoyo de la Unión Europea.

En este encuentro, se construyó de manera conjunta el concepto de vigilancia indígena y se planteó la construcción de una estrategia para promover el reconocimiento e institucionalización de la vigilancia indígena, reconociendo que la articulación es un desafío permanente, así como la atención al desarrollo de un enfoque de género que visibilice el rol fundamental de la mujer en la vigilancia indígena.

Las cuatro organizaciones indígenas han identificado seis temas de agenda común que serán abordados de manera conjunta, aunando así fuerzas para cumplir los mismos objetivos. Los temas y conceptos que ellos han identificado son:

  1. Integralidad de la vigilancia indígena. “La vigilancia indígena no es solo la protección de los recursos naturales, sino de toda actividad que desarrollemos como pueblos indígenas en los ámbitos social, ambiental y cultural, en pro del cuidado de la vida y el territorio”.
  2. Reconocimiento e institucionalización de la vigilancia como una herramienta para el cuidado y protección de la vida y territorio. “Es urgente que las organizaciones indígenas sostengan y retomemos una agenda de incidencia pública que permita la aprobación del Proyecto de Ley N° 3937 para el reconocimiento e institucionalización de la vigilancia indígena”.
  3. Promoción de la articulación de la vigilancia indígena amazónica y nacional. “La vigilancia indígena es una herramienta muy potente que puede aportar a promover la articulación de diferentes organizaciones. Para ello, es importante sistematizar y compartir una propuesta de sistema que sirva como punto de partida para transmitir nuestra experiencia e ir sumando otras”.
  4. Reforzar y visibilizar la participación de la mujer en la vigilancia indígena. “El rol de la mujer es sustancial para la gestión territorial y cultural de nuestros pueblos, es por ello que trabajaremos firmemente por la mayor inclusión y visibilizarían del rol de la mujer en la vigilancia”.
  5. Trabajar para la construcción de herramientas que garanticen la sostenibilidad técnica y económica de la vigilancia indígena. “Trabajaremos para construir alternativas metodológicas que nos ayuden a articular las diferentes experiencias de vigilancia para que se potencien. Asimismo, recuperaremos experiencias y buscaremos alternativas para lograr una sostenibilidad económica que permita la continuidad y alcance de nuestras acciones de vigilancia”.
  6. Recuperación de la memoria del movimiento indígena para el fortalecimiento de la vigilancia indígena. “Creemos firmemente que no podemos construir un futuro si no conocemos y ponemos en valor el camino ya recorrido. Es muy importante desarrollar acciones para la recuperación y fortalecimiento de nuestra identidad como punto central para el despliegue de nuestras estrategias y acciones de vigilancia”.

Respecto a la necesidad de la institucionalización de la vigilancia indígena que contribuya en los mecanismos de vigilancia existentes, urge un marco jurídico que brinde un respaldo sólido a las acciones de control y vigilancia que ejercen los pueblos indígenas. Es oportuno recordar que existen en este momento dos proyectos de ley, presentados por partidos políticos diferentes (FA y PPK), que buscan el reconocimiento de la vigilancia indígena. Ambos se encuentran en la Comisión de Pueblos Andinos, Amazónicos y Afroperuanos, Ambiente y Ecología (CPAAAAE) del Congreso de la República esperando su debate. Estas iniciativas recogen trabajos y procesos liderados por las propias organizaciones indígenas y de la sociedad civil. Iniciativas que en el contexto de permanentes emergencias ambientales, urgen su debate y aprobación.

Es necesario recordar que estas propuestas normativas buscan reconocer los diferentes mecanismos de vigilancia que realizan los pueblos indígenas ejerciendo su derecho a la participación ciudadana, permitiéndoles aportar en la gestión ambiental del Estado y que la información recogida forme parte del Sistema Nacional de Gestión Ambiental.

Esperemos que el Congreso promueva el debate y  aprobación de normas como estas que contribuyen a la gobernanza ambiental, reconoce la participación de los pueblos indígenas en la gestión ambiental y ayuda a prevenir conflictos socio-ambientales. Asimismo, facilita la disponibilidad, confiabilidad, actualidad y acceso a la información de la información generada por los pueblos indígenas al conjunto de la sociedad y en particular a los tomadores de decisión, contribuyendo a la conservación y sostenibilidad de sus recursos naturales para las futuras generaciones.

Dejar respuesta