Entrevista a Micaela Távara: balance sobre derechos de la mujer y movimientos feministas en el Perú

0
790

Micaela Távara Arroyo

Gestora, productora y creadora cultural de las artes y feminista

PÓLEMOS: Durante este año se desarrolló la histórica movilización #NiUnaMenos, la cual generó un espacio, tanto en calles como en medios de comunicación, para la violencia de género; para discutir temas de violencia doméstica, sexual, y de acoso callejero. ¿Cómo este espacio contribuyó para la agenda pendiente de derechos de las mujeres y las luchas feministas?

MTA: Definitivamente, la movilización Ni Una Menos ha sido histórica. Se calcula que desde la Marcha de los 4 Suyos no hay una marcha tan grande en el Perú.  Esto  es importante analizarlo políticamente, socialmente y económicamente, ya que esto demuestra que existe un población que no se concentramente únicamente en Lima, ya que la marcha fue a nivel nacional, lo que nos esta/estamos comunicando es que estamos hartos y hartas de la violencia hacia la mujer. Si bien creo que esta marcha ha hablado sobre las violencias que sufrimos las mujeres dentro de los medios de comunicación masiva, las mujeres que hacen política, etc.  El punto central ha sido que la gente esta en contra de la violencia hacia la mujer y esta en contra de los feminicidios. No hay que perder de vista que con esta marcha las mujeres han alzado su voz pidiendo que no las mates, que no las golpeen, sino que ademas estamos exigiendo que queremos vivir una vida feliz, una vida donde nos sintamos completas y libres: una vida respetada donde tengamos y gocemos del amor. Este es un punto de suma importancia para la agenda política de las mujeres. La movilización aporta las movimiento feminista, pero no necesariamente esta fue una marcha feminista, hubieron puntos que no se tocaron y que seguramente se tocarán en la próxima marcha. Esta movilización ha logrado remover conciencias y lograr que muchas personas adopten el feminismo como forma de vida y como proyecto de vida, mas allá de ser militante o no. En este sentido, la movilización aporta al movimiento feminista, porque ya la palabra feminismo se menciona, y lo que no se menciona no existe. El mismo pueblo peruano es el que esta diciendo que están matando a las mujeres, que se necesitan políticas públicas para cuidarnos y protegernos, pero que sobre todo hagan justicia a través de instituciones como el Poder Judicial, y esto es lo que hay que resaltar.

PÓLEMOS: Se habla de violencia contra la mujer peruana, se corre el riesgo de olvidar que las mujeres peruanas son muy diversas y que tanto la mujer afroperuana, la mujer indígena, la mujer de las ciudades capital, entre otras, viven situaciones y vidas muy distintas. ¿Cuánto se está avanzando en este análisis interseccional en los feminismos del Perú y las políticas?

MTA: El movimiento feminista en el Perú existe desde hace años y ha empezado a crecer llegando a todas las diversidades. Aún no podemos decir que este movimiento es una gran mayoría. En pocas partes del mundo es esa la realidad. Las feministas tenemos que entender las diversidades de las que somos partes. También tenemos que comprender que las diversidades parten de un orden cultural, a una estructura económica diferente y a una estructura educativa diferente. La feminista que completa educación universitaria es una feminista. La que ha crecido en los barrios es otra feminista. Aquella que se ha construido en los sindicatos es otra feminista. Y así lo serán la feminista de la urbe, de la sierra, de la selva, del campo. No somos las mismas, pero tampoco somos extrañas las unas con las otras, porque las violencias nos atacan a todas, no de la misma manera pero sí nos atacan. También creo que el feminismo no debe cerrarse y pensar en la feminista de la selva o de la sierra, porque dentro de dichos espacios también existen otros feminismos. No somos iguales pero tampoco tenemos que serlo. Lo que busca el liberalismo, el capitalismo, el patriarcado buscan encasillarnos en espacios cerrados a todas y hacernos dentro de un mismo molde.

El Estado tiene políticas públicas que deben pensar en diversidad de mujeres que somos. Deben pensar en los feminismos. Pero, por ejemplo, que pasa con las mujeres que viven con VIH. No las estamos nombrando. Hay que mencionar el sistema de salud en el que ellas viven. A las mujeres afroperuanas hay que mencionarlas. Ese es el gran salto que nos falta aún, y respetar las autonomías de cada una de las feministas, pues el feminismo lucha por la autonomía y la libertad.  Y,por supuesto, es nuestra meta llegar al dialogo dentro de estos feminismo y dentro de las mujeres que se nombren o no como feministas; entender que el feminismo es intercultural, pluricultural y diverso así como lo es el Perú, así como los somos las mujeres.

PÓLEMOS: ¿En esta marcha se logró poner sobre la mesa la situación de las mujeres trans?

MTA: No. Yo creo que esta marcha tiene muchas deudas. No sólo con las mujeres trans: la deuda es también con las niñas, las adolescentes, los niños, las mujeres con VIH y trabajadoras sexuales. De todas maneras, con todas estas deudas no podemos olvidar que una movilización de esta magnitud es un gran logro y de cual al menos yo me siento muy orgullosa. Sin embargo, creo que no podemos olvidar que en la conferencia de prensa de Ni Una Menos, estuvieron dos representantes de la comunidad trans, una de ellas fue la compañera Tyra Guicchetti Chavez Además, dentro de la marcha hubo un bloque LGTBIQ y en la banderola grande de la marcha estuvieron personas de casos emblemáticos como Giselle Flores de la Red de Mujeres Peruanas que viven con VIH, Tyra Guicchetti, Victoria Vigo, y así estuvieron varias mujeres diversas en esta banderola. A pesar de esta presencia, no podemos negar que los medios de prensa son los que manipulan la información y colocan lo que quieren y no se expuso lo suficiente, ni como se debería. La lucha de las mujeres trans se merece una sola marcha porque ellas defienden a niñas, niños, adolescentes y adolescentas también. La manera en que ellas mueren y cómo son asesinadas es doblemente horroroso y el odio con que lo hace la gente es tres veces más fuerte. Para mí, las mujeres trans en el Perú y en el mundo se han opuesto frontalmente contra el patriarcado, afirmando que ellas van a ser lo que quieran ser así no existan leyes que las protejan, las miren mal en la calle o las escupan todos los días o no tengan acceso a un trabajo digno Ellas son las que más fuerte luchan contra el patriarcado.

PÓLEMOS: La diversidad de mujeres y de pensamiento ha sido mostrada a través de los colectivos y grupos creados a través de facebook. Sin embargo, esta diversidad ha estado acompañada por ataques constantes. Entre los feminismos existen discrepancias. ¿Cuáles podrían ser los puntos en común entre los feminismos y los puntos de partida para el diálogo?

MTA: Primero debemos darnos cuenta de que la lucha no está en las redes, sino en las calles. A las mujeres no las matan en Facebook, las matan en la calle. Para entender el diálogo que planteas hay que ver el panorama previo: el patriarcado y el machismo, durante años,  nos ha querido a las mujeres una en contra de las otras. Es el panorama en el que nos han enseñado a vivir, en cada una de las etapas de nuestra vida, instándonos a reinterpretar siempre lo que la otra dice. El panorama creado a través de los clásicos cuentos infantiles en los que la heroína joven se enfrenta a una enemiga adulta, que nos enseña a disputarnos por la atención de un hombre; cuando deberíamos caer en cuenta de que el enemigo está afuera y que el enemigo tiene falo. El enemigo es un hombre con poder económico.  Cuando entendamos todo esto, podremos tener un diálogo asertivo. Este es ya otro momento. No creo que el feminismo esté en pañales: estamos aprendiendo a caminar y ya pronto estaremos corriendo juntas.

Además, hay que hacer notar que no existen espacios de mujeres para el debate político. Existen espacios llenos de estereotipos donde las mujeres cumplimos el rol de madre abnegada, por ejemplo los colegios convocan a las madres para hablar sobre la promoción escolar mas no para hablar sobre la reforma educativa u otros temas realmente importantes. Esta es una lucha más. No tenemos espacios de debate porque no tenemos espacios ni siquiera para nosotras mismas: es por ello que entendemos que el espacio cibernético es el único espacio que tenemos. Necesitamos generar espacios para debatir políticamente y crear una política diferente, no masculina, necesitamos debatir con  escucha activa, asertividad y también desde el amor y cuando menciono el amor no me refiero a un amor romántico o de amiguismos sino mas bien me refiero al cuidado, entre todas y hacia una misma. Tengamos amor para ponernos en el lugar de la otra.

PÓLEMOS: Si no tenemos espacios para debatir, en estos tiempos, ¿cuál es el espacio para la mujer en la política peruana?

MTA: En realidad, en Latinoamérica la derecha ha remontado en todos los espacios políticos. Todos los espacios de poder en el gobierno de Macri son ocupados por hombres blancos y privilegiados. En Brasil, Michel Temer sacó a  casi las mujeres de los puestos políticos mas importante e inclusive quiso  eliminar el Ministerio de la Mujer, de igualdad Racial y Derechos Humanos y todo lo que tenga relación con el movimiento social. En Perú, el Presidente se ha reunido con Cipriani y con Keiko Fujimori, cuando el debate que se debe tener es un debate político, no un debate religioso o con una sola fuerza política- se tienen que tomar en cuenta todas las fuerzas políticas. La derecha nos está queriendo decir que, si bien antes podían matar físicamente al movimiento político pero ahora no pueden hacerlo por la existencia de derechos humanos y derechos de la mujer, a pesar de que estos mismos no funcionen como deberían, al día de hoy nos quieren matar de espíritu. Sacar al movimiento social del espacio político es sacar de este espacio a la mujer. ¿Por qué? Las mujeres, cuando tenemos voz, las mujeres no hablamos, las mujeres gritamos y denunciamos. Hemos estado tanto tiempo calladas que al llegar a estos espacios vomitamos todas las barbaridades a las que hemos estado sometidas. La derecha ha sacado a las mujeres, ha sacado a los afro, a los indígenas, a las comunidades que más han sufrido las violencias políticas. Entonces, un compromiso que tenemos que hacer las feministas es luchar por tener espacios políticos y ser reconocidas.

PÓLEMOS: En tu unipersonal “La Rebelión de las polleras” es interesante cómo es que demuestras que la memoria colectiva es crucial para la comprensión de los problemas de género.

MTA: El feminismo llegó de una manera muy natural, previo a “La rebelión de las polleras”, pero realmente lo sentí cuando hice este unipersonal. Quise recuperar la memoria de las mujeres de mi vida. Tu apellido es siempre el del hombre y las historias de nuestros abuelos y nuestros padres están mencionadas. Yo crecí sin abuelos, yo crecí solamente con abuelas. Pero es extraño porque la mayoría en el Perú crece sin abuelos y sin padres. La figura más importante es la mujer, pero el apellido es del padre, entonces empecé a recuperar la memoria de las mujeres de mi vida y encontré muchas cosas que no quería repetir, pero  encontré otras que sí quería repetir como su resistencia, la construcción de su territorio, el hacerse ellas solas. Lo que no quería repetir era la violencia que vivieron, la flagelación propia del sentido de superheroína. Quise recuperar su memoria pero también la de muchas otras. Hablo en plural porque éramos todo un equipo de mujeres haciendo este unipersonal. En los conversatorios que hacíamos con este montaje, las abuelas de estas mujeres pasaron por lo mismo que las mías. Entonces me di cuenta de que no estoy sola, que mi abuela tampoco lo estuvo, pero no lo sabía porque no tuvo espacios para encontrarse con otras mujeres. Todas estamos construidas con un mismo cordón umbilical. Por eso es tan importante la memoria colectiva, no sólo desde la perspectiva de la mujer, sino también la memoria política. En el contexto de violencia política de nuestro país a los hombres los asesinaban y desaparecían; a nosotras nos raptaban, torturaban, violaban, nos hacían esclavas sexuales, luego nos hacían cocinarles, y finalmente nos mataban y desaparecían. Es por ello que es tan importante recordar nuestras memorias colectivas.

PÓLEMOS: En otras intervenciones como Violencia. Mujeres al x Mayor y Alerta nos están matando de la Federación de niñas y adolescentes, se lograba un impacto sobre la toma de conciencia sobre la violencia sexual contra la mujer.

MTA: Creo que cada una de nosotras en el movimiento feminista tiene un reto, tiene un compromiso y responsabilidades. Lo primero es erradicar al patriarcado. Y luego, aportar desde nuestras posibilidades. Yo soy artista y aporto desde piezas artísticas. Lo que hace el arte es disputar imaginarios. Hace unos años decidí dedicarme a trabajar el espacio público, en la calle, mostrándole a la gente lo que no quiere ver, afectándola de manera positiva o negativa de una manera en que ellos no quieren hacerlo. Lo que buscas es generar algo en esa persona. ¿Qué? No lo sabes. Mis piezas han querido decir qué es lo que está pasando. Encuentro comentarios de todo. En “Alerta. Nos están matando” la gente daba un claro mensaje:  la culpa era de la chica, y lo decían sin ningún tipo de vergüenza.  Por eso creo que el feminismo está creciendo pero que no es suficientemente grande. En Ayacucho, en Huancavelica, en Piura, el panorama sigue siendo el mismo. Recordemos cómo mataron a la compañera de Ayacucho: fue una violación perversa, monstruosa y fue hecho por adolescentes escolares. Es importante recordar esta diversidad de pensamientos porque hay que atacar esta diversidad de pensamientos de diversas maneras y diversas estrategias. A veces veo que la gente dice que solamente es arte. Y es verdad, pero es lo único que yo puedo aportar desde mi punto de vista y no me avergüenza decirlo porque el arte es mi espacio. Mi apuesta es el arte feminista político y ese es mi compromiso. La violencia es una cultura y la única manera de erradicar la violencia es con otro tipo de cultura a partir del arte. Y no sólo lo hace gente que hace arte, lo hace cualquier persona porque el arte es inherente al ser humano. Una escuela no te hace artista. El arte debe de ser accesible para todos y todas, y es de impacto, porque apela al sentimiento, a los sentidos.

PÓLEMOS: ¿Cuál es el escenario para las mujeres peruanas y latinoamericanas en el 2017?

MTA: Políticamente, la derecha ha sido clara en la erradicación de derechos humanos. Que en Estados Unidos gane Trump no es una coincidencia. Todos quieren ser Trump, tener la esposa modelo y ser millonarios cueste lo que les cueste, así sea pisoteando al otro. Temer sacó del poder a Dilma Rouseff no solo por cuestiones políticas, sino también por ser mujer. Temer coloca a los torturadores de Dilma dentro del espacio político. PPK también ha sido claro: se viene un alianza con el fujimorismo. La derecha quiere aniquilar el movimiento social, desaparecernos ideológicamente, y eso es mucho más fuerte. Vamos a tener que organizarnos y dialogar entre todos nosotros y nosotras, así no queramos. Lo que sucede con las izquierdas muestra que hay discrepancias y que no sabemos manejarlas. Toca dialogar entre nosotros, entre nosotras y entre nosotres así nos cueste lo que nos tenga que costar. Y empezar a convencer a los no convencidos. Hay elecciones dentro de unos años, y los futuros votantes están ahora en cuarto y quinto de secundaria. La reforma educativa no se debe dar sólo desde las aulas, sino también desde las calles, desde los talleres de teatro y todo espacio formativo de adolescentes. Hay que contarles cómo fue la historia de nuestro país. Nuestro reto como movimiento social es ir a los colegios, porque el cambio social es desde las aulas. “Para que no se repita” no es un cliché, es un deseo de que no se repita ningún tipo de las violencias.

 

Dejar respuesta