El voto migrante: ¿Cómo han solido votar los peruanos en el exterior? (1980-2011) Parte II

0
180

Kristel Castillo

Licenciada en Ciencia Política y Gobierno (2011) por la PUCP. Actualmente, es MBA Internacional de CENTRUM Católica e investigadora en la misma casa de estudios

Nota del comité de edición: El presente artículo es la continuación del artículo publicado el día 6 de abril del 2016.

Elecciones Generales de 1995

De los resultados de las elecciones de 1995 no se puede sacar muchas conclusiones dado que fueron cuestionados por haber tenido lugar en el periodo de apogeo del Fujimorismo.

grafico5

Nota. Tomado de padrones electorales de la ONPE; Blog Politika Fernando Tuesta [Datos estadísticos].

Los resultados que se evidencian en la Tabla 5 reflejan que el exterior apoyó en primera vuelta al fujimorismo con una mayoría absoluta de casi 80%. Tres observaciones particulares. (a) Respecto al CODE conviene especificar que se lanzó por el partido un personaje nuevo para la política peruana de entonces, Alejandro Toledo Manrique, del que se conocía  muy poco. La prensa local no le había dado mínima cobertura; como sí sucedió años más tarde con la convulsa Marcha de los Cuatro Suyos. Resulta sospechoso que el CODE obtuviera menos votos válidos en el Exterior  que a nivel nacional donde, según la tendencia, el partido obtendría un menor respaldo. (b) Llama la atención que Izquierda Unida a la cabeza de Agustín Haya de la Torre logró más votos válidos que a nivel nacional, 0.3% más votos válidos en el exterior. La tendencia hasta las elecciones generales de 1995 era en sentido opuesto, mucho más apoyo a la derecha y menos la izquierda el apoyo del exterior en comparación al electorado nacional.  (c) Se puede inferir que un sector tan anti-Fujimori como el exterior que votara por C-90, 15% por encima del resultado a nivel nacional, representaba una desviación técnica.

Elecciones Generales de 2000

Con una diferencia de 16.1% entre Perú Posible y Perú 2000, en la Tabla 6 se presenta que el electorado exterior habría hecho ganar al por tercera vez reeleccionista candidato Fujimori. Diferencia que era solo de 9.9% en el sector nacional respecto del mismo partido.

grafico6

Nota. Tomado de padrones electorales de la ONPE; Blog Politika Fernando Tuesta [Datos estadísticos].

Muy sutilmente la presente atención en el electorado exterior resalta que para la red fuji- montesinista el exterior ha sido un electorado que en cuanto cifras era un fácil comodín  para hacer ganar a Fujimori. A luz de los años, y del análisis de cifras, este detalle solo corrobora que el electorado exterior muy poco significó – más allá de meras cifras – para la clase política nacional.

Elecciones Generales de 2001

En 2001 (ver Tabla 7), para los peruanos en el exterior el compromiso post-Fujimorato por la democracia sin corrupción en el nuevo milenio motivó la intención de voto. De hecho, según la Tabla 1, de 54% de ausentismo en la segunda vuelta de las elecciones generales de 2000 disminuyó el ausentismo en 6% respecto del electorado exterior para las elecciones de 2001. Perú Posible, partido que en 2000 había quedado en segundo lugar para el exterior (situación cuestionable ya por aquel entonces) cooptó la mirada exterior por su discurso pro-diaspórico pero en los resultados fracasó porque como dice Tamagno y Berg (2005):

“el principal disloque entre el discurso sobre el quinto suyo y las prácticas diaspóricas de las comunidades  peruanas consistió en que mientras el discurso de ‘lo nacional’ desde el Estado se ha ampliado para incluir a los peruanos en el exterior de manera vertical, estas comunidades siguen creciendo horizontalmente como sociedad civil en los contextos de inserción, inventándose a sí mismas de manera autónoma y al margen de un Estado cuyas políticas económicas (o falta de las mismas) los obligaron a migrar.”

Sin embargo, la victoria de Unidad Nacional en estas elecciones con la figura de Lourdes como mujer candidata presidencial tuvo un importante efecto desde la visión posmoderna aprendida en los países más liberales en donde residían la mayor parte de los peruanos en el exterior. Además, el partido UN atrajo al electorado exterior con propuestas horizontales que le brindaron un tratamiento como motor económico del país.

grafico7Nota. Tomado de padrones electorales de la ONPE; Blog Politika Fernando Tuesta [Datos estadísticos].

Elecciones Generales de 2006

En 2006 (ver Tabla 8), el fenómeno Lourdes llegó a su cúspide. El gobierno de Toledo le dio al país crecimiento económico, factor que los peruanos en el exterior idealizaban. En 2006, el Perú fue menos una preocupación por las familias  que se quedaron sino más bien una oportunidad económica para el peruano en el exterior. Por eso votaron los peruanos migrantes. Premiaron a Lourdes con una mayoría absoluta porque ella representaba el socio estratégico para invertir sus expectativas empresariales y también solidarias en los rumbos y acciones de la economía progresista del Perú.

grafico8Nota. Tomado de padrones electorales de la ONPE; Blog Politika Fernando Tuesta [Datos estadísticos].

Elecciones Generales 2011

Los resultados por el exterior en la primera vuelta electoral revelaron la hipótesis de la derechización del electorado migrante. Una diferencia de – 20% distó entre los resultados de Gana Perú entre el electorado nacional y el exterior, y una menor diferencia de + 5% en los respectivos resultados nacional y exterior por Fuerza 2011. Tan solo con evidencia en estos resultados, la hipótesis de la derechización del electorado exterior va teniendo un poderoso sustento.

Resalta que entre los tres candidatos del centro derecha (PPK, Toledo y Castañeda) el que obtuvo un apoyo contundente del 28.55% fue la Alianza de PPK. Desde  esta perspectiva, detrás del apoyo al candidato reposaba la tendencia de apoyo al PPC manifestada en anteriores ocasiones en el vigoroso respaldo a Lourdes Flores Nano como fue en 2006 y 2001.

tabla 9

Nota. Tomado de padrones electorales de la ONPE; Blog Politika Fernando Tuesta [Datos estadísticos].

En comparación con el electorado nacional, el resultado hacia Perú Posible del exterior fue de 15.09% mientras  que a nivel nacional fue de 15.64%, es decir, en el exterior PP se encontró en el tercer lugar mientras que a nivel nacional en el cuarto. Esto podría deberse a un mismo tipo de rechazo hacia el partido y su líder tanto a nivel nacional como exterior: reproche, insatisfacción por promesas incumplidas, suspicacia, oportunismo o desconexión entre el partido y el sector migrante.

Finalmente, el sector exterior es un electorado que maneja sus propios códigos y una auténtica “personalidad” electoral diferente al electorado limeño. Este último electorado dio un primer, segundo y tercer lugar a APGC (25%), F2011 (21%), y GP (20%) y, aún más, es diferente al electorado nacional donde ganó Ollanta Humala por amplio margen respecto a la derecha como se aprecia en la Tabla 9. Es por eso que el electorado exterior merece una aproximación especial ligada a una liberalización producto de sus experiencias en el exterior que entiende la política desde una óptica de motivaciones e intereses electorales diferentes de marcada tendencia derechista (o pro-mercado).

En la tabla precedente se observa un momento diferente en la evolución de las respuestas de este electorado respecto a los anteriores procesos. Importan no solo los vínculos del partido con el electorado exterior sino también factores de orden contextual que son pertinentes considerar para el análisis del electorado exterior. Un contexto de crisis económico- laboral en el mundo y, más bien de crecimiento económico en el Perú en el anterior quinquenio, reveló este contundente apoyo a la extrema derecha peruana respecto de un electorado más individualista y pragmático que veía en el Perú una potencialidad (de retorno e inversión) y menos una preocupación económica y nostálgica. Entre F2011 y APGC, los resultados electorales suman 57.18%, casi el mismo porcentaje que obtuvo Lourdes Flores en la primera vuelta de 2006 con el 58% de preferencia en mayoría absoluta por el exterior.

Conclusión

Habiendo repasado las actitudes electorales de los peruanos en el exterior, quienes se han sextuplicado en las últimas tres décadas se puede inferir a partir de los resultados de los últimos procesos electorales generales la conclusión de una derechización del voto exterior. Esta se sustenta en una alta preferencia por los partidos del bloque ideológico de derecha en el Perú según la clasificación partidaria realizada por Alcántara y Freidenberg  (2005). Ha existido una histórica conexión con la derecha desde  que el electorado empezó a ejercer el sufragio en 1980. Claramente una reiterada preferencia por la derecha: más por sus iniciativas pro-mercado que por su conservadurismo político. Sobre la base del presente antecedente, la coalición centro-derechista, y el fujimorismo tendría un apoyo electoral avanzado.

 

Dejar respuesta