Educación y discapacidad visual

1
500

Luisa Cañas Cano

Licenciada en Educación con especialidad en educación inicial por la Pontificia Universidad Católica del Perú, diplomada en Educación a distancia y Formación magisterial, con experiencia en tratamiento pedagógico, miembro del Departamento de Dirección de Educación Continua

Resumen

El presente artículo pretende exponer de manera breve y concisa la postura asumida en cuanto a los recursos didácticos y tecnológicos  que se destinan para el acceso a la información de las personas con deficiencias visuales, para ello se ha considerado aspectos relevantes como la educación inclusiva y la discapacidad, ya que su adecuada atención se encuentra enmarcada dentro de esta filosofía, destacando a continuación las características más saltantes de la propia deficiencia visual para luego abrir paso a las adaptaciones y recursos necesarios para su inserción social y laboral a través del uso de recursos que permitan su desenvolvimiento en la vida.

EDUCACIÓN INCLUSIVA Y DISCAPACIDAD

Si entendemos la educación inclusiva como la atención a la diversidad, donde no hay exclusiones, en la que conviven y aprenden todos los estudiantes independientemente de sus características individuales, grupales o contextuales, podemos comprender que las personas que poseen algún tipo de discapacidad se encuentren incluidas dentro de este rubro y tienen el mismo derechos a recibir una educación de calidad con equidad como cualquiera de sus compañeros, tal como lo afirma Anabel Moriña:

En el sentido de la educación inclusiva sobresalen cuatro ideas que ayudan a explicar su sentido: la inclusión como un derecho humano; la inclusión como la vía para garantizar la equidad en educación; el derecho que tiene cualquier persona a ser educado junto a sus iguales;  y por último, la necesidad de que la sociedad asegure el desarrollo de la inclusión. (Moriña, A  2004 : 19)

El desarrollo de la educación inclusiva es un proceso inacabado que lamentablemente aún no se ha logrado implementar completamente en el ámbito educativo, menos aún en la sociedad, donde todavía hay un largo camino por recorrer para alcanzar una sociedad inclusiva, en la que  se respete y reconozca al otro como ser único e irrepetible, se vele por el bienestar y el reconocimiento de las distintas habilidades que cada persona posee, donde no se utilicen las diferencias para estigmatizar o discriminar, sino  se destaque las potencialidades, es decir una sociedad comprensiva, respetuosa, tolerante, equitativa, libre de estereotipos y abierta al cambio.

La sociedad tiene un gran desafío que cumplir: Promover la educación inclusiva, entendiendo por esta la transformación de las escuelas regulares para atender las necesidades educativas de todos los niños y niñas, incluidas aquellas que presentan necesidades educativas especiales asociadas a una discapacidad. (Unesco 2000: 99)

Este desafío involucra a la sociedad en su conjunto, ya que la educación no es un ente asilado, sino que se ensarta dentro de la sociedad, involucrando la participación de todos los ciudadanos en el desarrollo  y crecimiento del país. Asimismo lo explica Parrilla al señalar que: El tema  de la inclusión no se circunscribe al ámbito de la educación. Constituye una idea transversal que ha de estar presente en todos los ámbitos de la vida (social, laboral, familiar) (Parrilla 2000: 33)

En relación al acceso a la educación, es incuestionable que se trata de una de las mayores exigencias de una sociedad sin exclusión. El enfoque de la educación inclusiva supone modificar la estructura, funcionamiento y propuesta pedagógica de las instituciones para dar respuesta a las necesidades educativas de todos y cada uno de los estudiantes, de tal manera que todos tengan éxito en su aprendizaje y participen en igualdad de condiciones.

DISCAPACIDAD VISUAL

La discapacidad visual es una dificultad que afecta a un porcentaje de la población.  Las causas que la originan pueden ser  de origen congénito, es decir de nacimiento, recibidas dentro del período de gestación de la madre; o de origen adquirido, que pueden ser ocasionas por enfermedades o por accidentes después del nacimiento. Existe una enorme diferencia entre aquellos que son ciegos de nacimiento y quienes la han adquirido de forma posterior, pues para quienes han tenido la oportunidad de observar y conocer el mundo visualmente, tienen mayores posibilidades de imaginar y representar, mientras que los invidentes de nacimiento utilizan desde el inicio distintas habilidades para conocer el mundo y representarlo para desenvolverse en él.

La Discapacidad visual se define funcionalmente como la pérdida de la vista, puede ser de modo absoluto o parcial, por lo que  tenemos: Ceguera y Baja visión. Ciego hace referencia a la persona que carece totalmente de visión, mientras que baja visión la posee la persona que tiene resto  visual, que no le permite ver a distancia, pero si puede ver a pocos centímetros, cada una de estas tipologías requerirá de recursos específicos que faciliten su conocimiento del mundo.

La visión juega un  importante rol en el desarrollo de la autonomía y  el desenvolvimiento de la persona, pues la mayor parte de la información de nuestro entorno la recibimos a través de la vista, requiriendo de ella para nuestro actuar en la vida cotidiana. Carecer de ella tiene implicancias esencialmente en tres ámbitos: cognitivo, afectivo- social y físico-motriz, describimos brevemente cada uno de ellos:

En el ámbito cognitivo, no están presentes los estímulos visuales, lo que conlleva a emplear distintas modalidades de percepción, haciendo uso de los otros sentidos, básicamente el oído y el tacto, o experiencias olfativas y relacionadas con el gusto, que posibilitan la elaboración de las  imágenes mentales, pero en estos dominios sensoriales la calidad y cantidad de información que recibe es totalmente diferente, además existen aspectos que no va a poder percibir a través de estos sentidos, como son el color, observar el vuelo de los pájaros, apreciar la belleza de un paisaje o de un cuadro, los cuales solo puede percibir a través de la información verbal que pueda realizar un vidente.

El ámbito afectivo-social, se relaciona con la  autoestima, la cual se inicia por aceptar quienes somos, para las personas con discapacidad ello incluye aceptar que la tienen, esta aceptación va a aumentar la utilización y el desarrollo de sus propias capacidades y habilidades, fomentando la defensa de sus propios derechos. La actitud de la familia, ya sea de aceptación, sobreprotección o rechazo va a influir fuertemente en el desarrollo de su personalidad y la conformación de su autoestima y por tanto en su posición frente al mundo. Por otro lado su desarrollo social para conocer a las personas que lo rodean se establece de forma distinta, pues solo puede conocerlas a través de su voz o del contacto físico con ellas, necesita tocar sus rostros para imaginar como son.

En el ámbito físico-motriz, conoce el mundo a través de la información kinestésico-táctil, necesita del tacto y el contacto para conocer el entorno que le rodea. Se precisa de la vista para lograr la coordinación y el equilibrio,  por ello  el desarrollo de sus habilidades motrices tiene un proceso más lento y requiere alcanzar otras destrezas que le permitan desenvolverse de forma física dentro de su cotidianidad.

EDUCACIÓN, RECURSOS Y DISCAPACIDAD VISUAL

La institución educativa es el lugar donde el estudiante con discapacidad visual atenúa sus dificultades y lo remonta a través de una educación integral acorde a sus necesidades. Las personas con discapacidad visual que están incluidas dentro de la escuela regular requieren de algunas adaptaciones para lograr sus aprendizajes. La provisión de recursos y materiales específicos son esenciales para el acceso al curriculum del estudiante ciego, contribuyendo a  superar una de sus principales barreras de comunicación: el acceso a la información escrita.

Dentro de los recursos más importante se debe considerar  el uso de la tiflotecnología, es decir tecnología específicamente creada para la atención a las personas con dificultades visuales, Un ejemplo de ello es la existencia de Tiflolibros, que es una web, creada a partir de la idea de un grupo de ciegos argentinos de intercambiar información y compartir libros en formato digital, que ofrece un servicio gratuito para personas con discapacidad visual y cuyo enlace para acceder es http://www.tiflolibros.com.ar/. También se ha creado en España un Tiflomuseo, donde han reproducido a pequeña escala algunos de los monumentos más representativos del mundo para que las personas ciegas puedan manipularlos y obtener información de ellos.

Considerar a las TIC como medios para favorecer y fomentar la igualdad de oportunidades de esa población de alumnos que por determinadas razones biológicas, psicológicas, culturales, sociales, etc., no puede acceder a determinados contenidos curriculares como el resto de sus compañeros. Esta forma de entender a las TIC, que en los últimos años está alcanzando niveles importantes, asume y defiende que las nuevas, o ya antiguas, tecnologías suponen una aportación crucial para estos alumnos que les permite el acceso a aprendizajes que, de otra manera, les hubiese resultado poco factibles o incluso imposibles. En definitiva, este pensamiento se nutre de la idea de que las TIC permiten aumentar las posibilidades de estos alumnos para relacionarse con el entorno, y mejorar, de esta forma, su calidad de vida afectiva, personal, emocional, laboral y profesional, evitando la exclusión y favoreciendo, por tanto, la igualdad. (Cabero 2010 : 353- 354)

Además del uso de la tecnología para obtener información y conocimiento, es importante destacar la necesidad de utilizar la lectura y escritura en el sistema Braille. Para efectuar la escritura de forma manual se utiliza la pauta o regleta braille y un punzón, o puede realizarse con una máquina de escritura braille, que actualmente cuenta también con impresora en braille. Antes de la aparición de las computadoras que  escriben en braille, se utilizaba la máquina Perkins, que consta de seis teclas y que permite realizar toda la escritura

“El Braille te permite, al leer, formarte un mejor conocimiento de redacción, de sintaxis, de ortografía, que no se logra solo al oír la televisión o la radio o si usas la computadora que ahora te lee. El Braille te da mayor opción de mejorar tus capacidades cognitivas permanentemente”, explica Guzmán. (Wilfredo Guzmán- abogado ciego- Presidente del CONADIS -Consejo Nacional para la Integración de la Persona con Discapacidad)

Consideramos indispensable que los docentes que atienden a personas ciegas o con baja visión, en cualquiera de los niveles educativos, manejen el sistema Braille y los recursos necesarios para que los estudiantes logren alcanzar sus aprendizajes y tener éxito en su vida. Es importante también tener en cuenta algunas estrategias de actuación que favorezcan su aprendizaje, tales como: La proyección de películas en español, la posibilidad de tocar los objetos en los museos, verbalizar las instrucciones en vez de emplear gestos, desarrollar el tacto, olfato, gusto y oído para facilitar el conocimiento del entorno.


Referencias bibliográficas:
Cabero, J., Córdoba, M., & Fernández, J. M. (2010). Las TIC para la igualdad. Educatio Siglo XXI. Vol. 28 nº 1  Sevilla
Entrevista: Congreso ATICA 2013 promueve nuevas formas para brindar educación a ciegos. La Republica.pe
Herrera, M. L. Q. (2006). La Sociedad de la Información y la inclusión de las personas con discapacidad visual: proyectos e iniciativas relevantes. Integración: Revista sobre ceguera y deficiencia visual
Moriña, A (2004) Teoría y práctica de la educación inclusiva Ediciones Aljibe – Málaga
UNESCO- MINISTERIO DE EDUCACIÓN (2000) Hacia una escuela inclusiva: la experiencia peruana 1993- 2000 Lima
Fuente de imagen:https://filostamp.files.wordpress.com/2015/01/img111.jpg

1 Comentario

Dejar respuesta